La diabetes y el ejercicio físico


Hay dos tipos principales de diabetes, tipo I y tipo II, la diabetes tipo I se caracteriza porque el páncreas produce muy poca o ninguna insulina. Un individuo con diabetes tipo I tendrá que inyectarse insulina a lo largo del día para poder controlar los niveles de glucosa. 

La diabetes tipo II, también conocida como diabetes del adulto, se caracteriza porque el páncreas no produce suficiente insulina para controlar los niveles de glucosa o las células no responden a la insulina. 

Cuando a un sujeto se le diagnostica diabetes tipo II, se prescriben ejercicio y control de peso como medidas para ayudar con la resistencia a la insulina. Si esto no controla los niveles de glucosa, se prescriben medicamentos. Los factores de riesgo para la diabetes tipo II incluyen: inactividad, colesterol alto, obesidad e hipertensión. 

La inactividad por sí sola es un factor de riesgo muy fuerte que se ha demostrado que conduce a la diabetes tipo II.


Diabetes tipo 2 y ejercicio

El ejercicio hace que el cuerpo procese la glucosa más rápido, lo que reduce el azúcar en la sangre. Cuanto más intenso sea el ejercicio, más rápido utilizará el cuerpo la glucosa. 

Por lo tanto, es importante comprender las diferencias en el entrenamiento con diabetes tipo I y tipo II. Es importante que una persona que tiene diabetes consulte con un médico antes de comenzar un programa de ejercicios. 

Cuando se entrena con un diabético, es importante comprender los peligros de inyectarse insulina inmediatamente antes del ejercicio. 

Una persona con diabetes tipo I que se inyecta la cantidad normal de insulina para una situación sedentaria puede presentar el riesgo de hipoglucemia o shock insulínico durante el ejercicio. 


Las pautas generales de ejercicio para el tipo I son las siguientes: 

permita un descanso adecuado durante las sesiones de ejercicio para prevenir la presión arterial alta, use ejercicios de bajo impacto y evite el levantamiento de pesas pesadas, y siempre tenga cerca un suministro de carbohidratos. 

Si los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado, la persona puede sentirse temblorosa, desorientada, hambrienta, ansiosa, irritable o experimentar temblores. Consumir un refrigerio o una bebida con carbohidratos aliviará estos síntomas en cuestión de minutos.

Antes de hacer ejercicio, es importante que se analicen los niveles de azúcar en sangre para asegurarse de que no estén por debajo del rango de 80 a 100 mg/dl ni por encima de 250 mg/dl. 

Los niveles de glucosa también deben medirse antes, durante, después y de tres a cinco horas después del ejercicio. Durante este período de recuperación (3-5 horas después del ejercicio), es importante que los diabéticos consuman una gran cantidad de carbohidratos para prevenir la hipoglucemia.


Beneficios 

El ejercicio beneficiará enormemente a una persona con diabetes tipo II debido a sus efectos positivos sobre la sensibilidad a la insulina. 

El ejercicio y la nutrición adecuados son las mejores formas de prevención para los diabéticos tipo II. Es importante que los protocolos de entrenamiento se repitan casi a diario para ayudar a mantener la sensibilidad a la insulina. Para prevenir la hipoglucemia, trabaje progresivamente hasta llegar a una actividad extenuante.

Al igual que con las personas con diabetes tipo I, los carbohidratos también deben estar presentes durante el entrenamiento para ayudar a elevar los niveles de azúcar en la sangre si el individuo baja.

Publicaciones mas Visitas

Que es un negocio en linea? ventajas y desventajas

Propiedades y beneficios del melón para bajar de peso

Ventajas y desventajas de la medicina alternativa para la salud

Beneficios de tener un buen estilo de vida

Los mejores negocios en línea para ganar dinero

Advertencia:

info24RED.com es un espacio informativo sobre temas de salud y no debe ser utilizado como sustituto del diagnostico de un medico. "Recuerde consultar a un especialista si tiene un problema de salud"

info24RED.com 2021-2022